“Festival de Panxoliñas” Escaparate de Navidad Espacio Lector Nobel Vilanova

Como cada año cuando se acercan estas fechas, las luces, adornos y guirnaldas vuelven a relucir en nuestros balcones, escaparates y plazas; despertando ese espíritu navideño que llevamos dentro.

Pero, ¿y la música? Está demostrado que la música despierta emociones, nos trae recuerdos y, en muchos casos, nos transporta a situaciones pasadas. Por eso, este año, para el escaparate de navidad de la librería Nobel, hemos apostado por la música en vivo preparando un auténtico festival de villancicos en el que, el coro vencedor, está compuesto, al 100%, por voces femeninas, por ser, sin duda, el 2018, el año de las mujeres.

Para el escaparate pequeño se preparó una composición de los instrumentos más típicos de la navidad, sin olvidarnos, por supuesto, de la tan conocida botella de anís estriada y el tenedor; completando, la decoración, con la iluminación de los candelabros y la clave de sol.

 

En el escaparate grande situamos al coro, colocados de forma piramidal y en diferentes alturas, iluminado por la luz de las velas como si de un auténtico escenario se tratase.

 

 

 

Como detalle final, se colocaron unas guirnaldas de luces, decoradas con cadenas doradas y lazadas (en ambos escaparates) y se diseñaron unos marcapáginas para acentuar el ambiente navideño en el propio producto.

 

 

 

No me gustaría despedirme sin antes informaros de que nuestro festival se prolongará durante toda la época navideña, así que aun estáis a tiempo de ver a nuestro magnífico coro en vivo y en directo. ¿Te lo vas a perder?

¡Os esperamos en Espacio Lector Nobel de Vilanova de Arousa!

Pin It

Intervención Parque de Doña Concha . Festival Revenidas 2018

Diseño de David Lages

Un palillo, once luminarias recicladas y mucha paciencia fue el material utilizado para dar vida a la sardina del XV Aniversario del Festival Revenidas.

Una sardina femenina que este año consiguió brillar más que nunca.

Para ello, se utilizó la técnica del goteo, una técnica en la que los pinceles se sustituyeron por palillos para, gota a gota, ir cubriendo toda la superficie del cristal, evitando así las marcas de las pinceladas.

 

 

Para el resto de la intervención se aprovecharon, únicamente, las pantallas, pintando en cada una de ellas los 14 logotipos diseñados, a lo largo de todos estos años, por los diseñadores gráficos correspondientes y etiquetadas con su año de creación.

Después, en grupos y sujetas con cadenas, se esparcieron por toda la arboleda del parque de Doña de Concha.

 

 

Ni que decir tiene que, como cada año, el festival ha sido todo un éxito, buscando la forma de adaptarse a los tiempos con la incorporación de las pulseras cashless y el vaso reciclado y dándonos a conocer grupos musicales de gran potencial no tan habituales en nuestra zona.

A continuación, os dejo las fotos referentes a la decoración y no os olvidéis de visitar su página de Facebook para conocer el buen ambiente de estos tres días de fiesta.

Como en todas sus ediciones, Vilaxoán volvió a convertirse en un torbellino de festivaleros con ganas de buena música en un entorno y un clima que invitaba al difrute de cada una de sus actividades.

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya solo me queda dar las gracias, como cada año, a la organización, por esa libertad total que me deja para mis trabajos; a “Manitas”, de Noia, por explicarme como trabajar sobre el cristal; a “Garatuxas” también de Noia, por perder tiempo conmigo buscando las tonalidades adecuadas; a “Cristalería y lápidas Villanueva” de Vilanova de Arousa, por hacer siempre lo imposible y a mi super equipo de trabajo que, aunque este año faltó la matriarca, para alabar y defender cada uno de mis trabajos, y “o afillado”, para poner a andar a todo el equipo (para el año no se libran); siempre seguirán siendo únicos.

…y los que faltan ¡mil gracias!

Pin It

Disfraz de Gene Kelly

El disfraz de Gene Kelly estaba basado en la película de “Cantando bajo la lluvia”, fue un disfraz confeccionado para una comparsa en la que la temática hacía referencia al cine clásico y, como protagonista principal, el cine muradano de Carcamán, un edificio emblemático del ayuntamiento de Muros (A Coruña) que se viene abajo.

El disfraz consistía en un traje-chaqueta, zapatos, sombrero y paraguas en tonos grises, haciendo referencia al cine en blanco y negro, por lo que todos los personajes principales de la comparsa iban maquillados como tal.

   

Este año todos los disfraces han sido preparados con poco tiempo, así que no he podido sacar fotos del proceso y bueno es que consiguiese sacar alguna del resultado final.

Hay temporadas que de las 24h del día se tienen las justas de sueño para mantenerse en pie pero, una vez recuperada, todo se olvida gracias a la satisfacción personal del trabajo realizado. ¡Buen fin de semana!

Pin It

Decoración fiesta de jubilación

A falta de una semana para obtener la jubilación oficial (hasta ahora estaba PRE-jubilado), se nos ocurrió prepararle una fiesta sorpresa entre los familiares y amigos aprovechando que, este año, y en su caso, el cumpleaños venía con el mejor de los regalos.

En su día, sus compañeros de trabajo ya le habían preparado una comida propia para la ocasión, pero esta vez nosotros buscábamos algo más informal, un picoteo que sirviese de excusa para juntar a toda la familia y amigos y, lo más complicado: ¡conseguir que no sospechase!

Hoy en día con tanto teléfono, fotos y grupos de WhatsApp no es nada fácil que, de casi 100 personas que estaban al tanto, a ninguna se le escapase nada, difícil tarea que conseguimos llevar adelante y, ¡vaya si lo conseguimos! ¡SORPRESÓN que se llevó!

Y todo ello en tiempo récord.

El lugar escogido para la ocasión fue en “El Gato Negro” (Carril)  donde se encargaron de preparar unos deliciosos pinchos, algo para picar de postre y una pequeña tarta en la que él pudiese soplar las velas.

Contábamos con permiso para ambientar el espacio a nuestro gusto, así que aprovechando unas bandejas de madera de otra decoración, dimos un poco de altura a la mesa.

mesa_pinchos

.

Lo primero que se encontraría al entrar sería la pancarta de casi 4 metros felicitándolo por la jubilación, dos números de 1,10 metro de altura con imágenes de su vida realizados en porexpan a través de la empresa arlit, que representaban los años cumplidos (idea de una de sus sobrinas que desde el principio me encantó), una tarta de trapillo con los logos de las empresas en las que trabajó y, como ex-empleado de banca que es, una caja fuerte realizada con un baúl decorado con cartón, en la que se guardaron los regalos dentro de unos sacos de arpillera serigrafiados con el símbolo del euro.

pancarta

      numeros    tarta

caja_fuerte

Para que le quedase un bonito recuerdo del día, encargamos una libreta en “El taller de Mabel” y colocamos su “buzón de operaciones pendientes de firmas” para que cada uno escribiese la dedicatoria que desease en unas etiquetas adhesivas, previamente cortadas, que luego él, en casa y con calma, iría pegando junto con alguna foto del evento.

buzónlibro de firmas

A mayores, y para unificar la mesa con la decoración, se repartieron en diferentes zonas monedas de euro de chocolate para continuar con la temática de la fiesta.

monedas

Finalmente, para aportar un toque de humor y tirando un poco de los tópicos que ya todos conocemos, diseñamos un photocall simbolizando la rutina de toda persona jubilada ¿quién no ha visto alguna vez a un jubilado controlando las obras?

normas_seguridad

No me gusta colgar fotos de los invitados pero tengo que decir que el photocall ha sido un éxito.

Desde aquí agradecer a los asistentes que nos han acompañado este día, a los que les gustaría haber venido pero no han podido, a los que han colaborado con la decoración, a los “ganchos” que han ayudado a traerlo a destino sin sospechar absolutamente nada y a “El Gato Negro” por su mano con la cocina y facilidades para la organización.

Pin It

Disfraz de buitre “El libro de la selva”

Aunque este año los carnavales fueron un poco apurados y empezados con pocas ganas, basta con tener a un pequeñajo en tu vida y gustarte estas cosas para que, si ya por norma general, no me da la paciencia para estar parada, menos cuando lo haces por llenar de vivencias la existencia de esa personita.

A la hora de escoger la temática del disfraz buscaba, por un lado, lo que siempre busqué para mí, comodidad para poder desenvolverme sin problema y sin tener que sacarlo durante el tiempo que quisiese llevarlo y, a mayores para el niño, que fuese abrigado y sin nada en la cabeza o, como mucho, una capucha simple para el frío.

Tras una batería de ideas me decanté por los buitres de “El libro de la selva”.

Buitres - El libro de la selva

Buitres - El libro de la selva

La idea era que el niño fuese el rubio, por lo que solo le pintaría la nariz roja y para mí haría la cabeza del calvo. Pero… ¡empecemos por el cuerpo!

CUERPO

El cuerpo del disfraz consiste en un mono entero abierto por delante con una cremallera.

El delantero del mono en gris claro y, la trasera, dividida en dos partes; la parte del pantalón en gris claro y la espalda en oscuro (de la que sale la forma de la cola cortada en zigzag para simular las plumas).

Pantalón a la altura de la rodilla y terminado también en zigzag.

   

Las mangas, en gris oscuro, llevan incorporadas las alas que continúan por la costura del mono en su unión con el mismo.

ALAS

Formadas por dos capas; una más larga clara por delante y oscura por detrás con la forma de las plumas y otra más corta, en verde manzana, que le aporta un poco de color al disfraz.

   

CUELLO

En pelo dacha blanco que, en el disfraz de adulto, va directamente cosido pero, en el de niño, va unido con corchetes para que, en caso de que le incordie, se pueda sacar.

CABEZA

Para la cabeza se utilizó el patrón de la cabeza del disfraz de Asno, pero adaptado. Sacando las orejas y variándose la forma del morro para hacer el pico del buitre.

Para el niño se diseñó una capucha sencilla en color rosa. Por norma general no es un niño que lleve bien las capuchas y los gorros, por lo que salvo por frío o lluvia, tampoco quería obligarlo a llevar necesariamente algo en la cabeza por los carnavales y que le cogiese manía al disfraz o a la fiesta en sí. Así que uno de los días tuvimos que echar mano de ella.

ZAPATOS

Aprovechando unos zapatos viejos se pintaron con spray naranja y, principalmente los del niño, quedaron graciosos con el detalle que tenían de los flecos.

Pero… ¿y el papá? el año pasado éramos tres y este año perdimos a un componente.

Este año iba en la comparsa y no me daba tiempo a prepararle ambos disfraces, pero… ¡eso quedará para el próximo post! ¡Feliz comienzo de semana!

       

   

 

Pin It