Disfraz de Gene Kelly

El disfraz de Gene Kelly estaba basado en la película de “Cantando bajo la lluvia”, fue un disfraz confeccionado para una comparsa en la que la temática hacía referencia al cine clásico y, como protagonista principal, el cine muradano de Carcamán, un edificio emblemático del ayuntamiento de Muros (A Coruña) que se viene abajo.

El disfraz consistía en un traje-chaqueta, zapatos, sombrero y paraguas en tonos grises, haciendo referencia al cine en blanco y negro, por lo que todos los personajes principales de la comparsa iban maquillados como tal.

   

Este año todos los disfraces han sido preparados con poco tiempo, así que no he podido sacar fotos del proceso y bueno es que consiguiese sacar alguna del resultado final.

Hay temporadas que de las 24h del día se tienen las justas de sueño para mantenerse en pie pero, una vez recuperada, todo se olvida gracias a la satisfacción personal del trabajo realizado. ¡Buen fin de semana!

Pin It

Decoración fiesta de jubilación

A falta de una semana para obtener la jubilación oficial (hasta ahora estaba PRE-jubilado), se nos ocurrió prepararle una fiesta sorpresa entre los familiares y amigos aprovechando que, este año, y en su caso, el cumpleaños venía con el mejor de los regalos.

En su día, sus compañeros de trabajo ya le habían preparado una comida propia para la ocasión, pero esta vez nosotros buscábamos algo más informal, un picoteo que sirviese de excusa para juntar a toda la familia y amigos y, lo más complicado: ¡conseguir que no sospechase!

Hoy en día con tanto teléfono, fotos y grupos de WhatsApp no es nada fácil que, de casi 100 personas que estaban al tanto, a ninguna se le escapase nada, difícil tarea que conseguimos llevar adelante y, ¡vaya si lo conseguimos! ¡SORPRESÓN que se llevó!

Y todo ello en tiempo récord.

El lugar escogido para la ocasión fue en “El Gato Negro” (Carril)  donde se encargaron de preparar unos deliciosos pinchos, algo para picar de postre y una pequeña tarta en la que él pudiese soplar las velas.

Contábamos con permiso para ambientar el espacio a nuestro gusto, así que aprovechando unas bandejas de madera de otra decoración, dimos un poco de altura a la mesa.

mesa_pinchos

.

Lo primero que se encontraría al entrar sería la pancarta de casi 4 metros felicitándolo por la jubilación, dos números de 1,10 metro de altura con imágenes de su vida realizados en porexpan a través de la empresa arlit, que representaban los años cumplidos (idea de una de sus sobrinas que desde el principio me encantó), una tarta de trapillo con los logos de las empresas en las que trabajó y, como ex-empleado de banca que es, una caja fuerte realizada con un baúl decorado con cartón, en la que se guardaron los regalos dentro de unos sacos de arpillera serigrafiados con el símbolo del euro.

pancarta

      numeros    tarta

caja_fuerte

Para que le quedase un bonito recuerdo del día, encargamos una libreta en “El taller de Mabel” y colocamos su “buzón de operaciones pendientes de firmas” para que cada uno escribiese la dedicatoria que desease en unas etiquetas adhesivas, previamente cortadas, que luego él, en casa y con calma, iría pegando junto con alguna foto del evento.

buzónlibro de firmas

A mayores, y para unificar la mesa con la decoración, se repartieron en diferentes zonas monedas de euro de chocolate para continuar con la temática de la fiesta.

monedas

Finalmente, para aportar un toque de humor y tirando un poco de los tópicos que ya todos conocemos, diseñamos un photocall simbolizando la rutina de toda persona jubilada ¿quién no ha visto alguna vez a un jubilado controlando las obras?

normas_seguridad

No me gusta colgar fotos de los invitados pero tengo que decir que el photocall ha sido un éxito.

Desde aquí agradecer a los asistentes que nos han acompañado este día, a los que les gustaría haber venido pero no han podido, a los que han colaborado con la decoración, a los “ganchos” que han ayudado a traerlo a destino sin sospechar absolutamente nada y a “El Gato Negro” por su mano con la cocina y facilidades para la organización.

Pin It

Disfraz de buitre “El libro de la selva”

Aunque este año los carnavales fueron un poco apurados y empezados con pocas ganas, basta con tener a un pequeñajo en tu vida y gustarte estas cosas para que, si ya por norma general, no me da la paciencia para estar parada, menos cuando lo haces por llenar de vivencias la existencia de esa personita.

A la hora de escoger la temática del disfraz buscaba, por un lado, lo que siempre busqué para mí, comodidad para poder desenvolverme sin problema y sin tener que sacarlo durante el tiempo que quisiese llevarlo y, a mayores para el niño, que fuese abrigado y sin nada en la cabeza o, como mucho, una capucha simple para el frío.

Tras una batería de ideas me decanté por los buitres de “El libro de la selva”.

Buitres - El libro de la selva

Buitres - El libro de la selva

La idea era que el niño fuese el rubio, por lo que solo le pintaría la nariz roja y para mí haría la cabeza del calvo. Pero… ¡empecemos por el cuerpo!

CUERPO

El cuerpo del disfraz consiste en un mono entero abierto por delante con una cremallera.

El delantero del mono en gris claro y, la trasera, dividida en dos partes; la parte del pantalón en gris claro y la espalda en oscuro (de la que sale la forma de la cola cortada en zigzag para simular las plumas).

Pantalón a la altura de la rodilla y terminado también en zigzag.

   

Las mangas, en gris oscuro, llevan incorporadas las alas que continúan por la costura del mono en su unión con el mismo.

ALAS

Formadas por dos capas; una más larga clara por delante y oscura por detrás con la forma de las plumas y otra más corta, en verde manzana, que le aporta un poco de color al disfraz.

   

CUELLO

En pelo dacha blanco que, en el disfraz de adulto, va directamente cosido pero, en el de niño, va unido con corchetes para que, en caso de que le incordie, se pueda sacar.

CABEZA

Para la cabeza se utilizó el patrón de la cabeza del disfraz de Asno, pero adaptado. Sacando las orejas y variándose la forma del morro para hacer el pico del buitre.

Para el niño se diseñó una capucha sencilla en color rosa. Por norma general no es un niño que lleve bien las capuchas y los gorros, por lo que salvo por frío o lluvia, tampoco quería obligarlo a llevar necesariamente algo en la cabeza por los carnavales y que le cogiese manía al disfraz o a la fiesta en sí. Así que uno de los días tuvimos que echar mano de ella.

ZAPATOS

Aprovechando unos zapatos viejos se pintaron con spray naranja y, principalmente los del niño, quedaron graciosos con el detalle que tenían de los flecos.

Pero… ¿y el papá? el año pasado éramos tres y este año perdimos a un componente.

Este año iba en la comparsa y no me daba tiempo a prepararle ambos disfraces, pero… ¡eso quedará para el próximo post! ¡Feliz comienzo de semana!

       

   

 

Pin It

Disfraz de “Gato con Botas” de Shrek

Después de mostrar el proceso de diseño y confección del disfraz de Shrek para bebés y de Asno, quedaba pendiente el de Gato, que aunque había prometido publicarlo en la mayor brevedad posible, digamos que esa brevedad se ha ido extendiendo hasta pasado el año. Disculpas por el retraso.

El disfraz de Gato es, de los tres, el que más detalles tenía debido, principalmente, a los complementos del disfraz.

Para el cuerpo diseñé un mono abierto por delante, cosiendo, antes de unir cada una de las partes, alguna lista de pelo en marrón para simular las vetas de su pelaje.

La cabeza consistía en una capucha unida al mono sobre la que se añadieron los ojos, el hocico y cejas, estos dos últimos rellenos con miraguano para darles volumen.

Algunos os habréis dado cuenta de que a este felino le faltan las orejas, como el personaje llevaba sombrero, evité ponerlas para que, a la hora de sujetarlo, no me entorpecieran en el agarre, dicho esto, ¡vamos con el sombrero!

Después de comprar uno ya confeccionado, lo descosí y lo forré para volver a unir cada una de sus partes y así hacerlo los más parecido posible al de la película. Principalmente las características que buscaba a la hora de escogerlo eran: forma, ligereza y maleabilidad, características que me iban a ser difíciles de conseguir si lo hubiese empezado desde cero.

   

Para la capa, al igual que en los cubre botas y en los guantes, se utilizó la misma pasamanería usada en la confección del sombrero, cortada al bies y sujeta a los hombros con unos corchetes.

Cuando se diseñó el mono, en vez de continuar el pantalón hasta el tobillo, se hizo de corte pirata, de esta forma conseguiría estilizar las patas traseras del gato empezando estrechas a la altura del tobillo y terminando más anchas al llegar al cuádriceps.

Para ello, el cubre botas, se colocaría sobre la parte alta de mis botas de diario llegando hasta la rodilla. El efecto final serían las auténticas botas de caña alta de el Gato con Botas.

En la siguiente foto podréis apreciar el corte visto de frente y de lado, buscando suavizar la unión con mi calzado.

Finalmente, este gato no podría ser un buen espadachín sin su espada y sus guantes.

Para ello, con un trozo de cuero y una hebilla hice el cinturón y, la espada y los guantes, fueron comprados pero, como ya comenté, decorados con la pasamanería utilizada en el resto de complementos para mantener la armonía con el disfraz.

Pin It

Espacio Lector Nobel Vilanova “Cuentos de Navidad”

Todos los años los escaparates de la librería Nobel de Vilanova cuentan una bonita historia de Navidad, ya sea un Papá Noël empotrado, unos renos descansando o unos elfos que no paran, así como un pueblo de jengibre y unos Reyes viajando.

Por lo que este año hemos decidido rescatar, de nuestra literatura, algunos de los rostros más característicos de la Navidad, formando un escaparate compuesto por cuatro conocidos libros: “Cuento de Navidad” (famoso por su personaje el avaro Sr. Scrooge), “La cerillera”, “El cascanueces” y “Polar Express”.

(Disponibles en  Espacio Lector Nobel de Vilanova)

Estas historias las hemos dividido en dos espacios, dejando a nuestro avaricioso Scrooge con la pequeña cerillera en el escaparate grande y al cascanueces y a nuestro niño héroe de Polar Express para el pequeño.

ESCAPARATE GRANDE

Quien haya leído estos libros y conozca su argumento sabrá que la cerillera es triste de principio a fin, a diferencia del Sr. Scrooge, por eso hemos querido juntar a ambos personajes para que en nuestra historia la  cerillera se convierta en el pequeño Tim de “Cuento de Navidad”.

El escaparate está ambientando en el exterior de la oficina de “Scrooge&Marley”, donde la cerillera se encuentra vendiendo los fósforos mientras Ebenezer Scrooge la observa desde el interior.

La guirnalda verde de luces representa el árbol de Navidad presente en ambas historias: cuando E. Scrooge se acerca a casa de su sobrino el día de Navidad y el momento en el que la cerillera observa como una familia celebra la Nochebuena bajo el calor de su hogar.

Como detalle final, los libros los hemos decorado con cerillas y cintas rojas, acompañando todo el escaparate con bolas de miraguano y espolvoreándolo con nieve artificial para recrear una escena propia de la Navidad.

ESCAPARATE PEQUEÑO

En este expositor es donde siempre se coloca la literatura infantil, de ahí que los dos libros más fantasiosos se hayan reservado para esta zona.

 

 

 

 

Esta ambientación se podría dividir en varios planos. En un primer vistazo la guirnalda con luces imita, al igual que en el otro escaparate, el árbol en el que apareció el bonito cascanueces el día de Navidad, colocándolo junto a un trineo que representa el carruaje en el que Clara, la protagonista de “El Cascanueces”, viaja a un mágico país.

En un segundo plano el trineo nos recuerda a esa escena de “Polar Express” en la que el niño héroe abría su primer regalo de Navidad y, nos hace rememorar, de un solo vistazo, todo el argumento de la historia.

Como sabéis, en el “Polar Express”, cuando los niños suben al tren de vuelta a sus hogares, el conductor les tica en sus billetes un mensaje para crecer emocionalmente y autosuperarse, lo que todavía no sabéis, es que esos mismos niños, todos los que han tenido la suerte de viajar en el expreso polar, nos han cedido esos mismos billetes para formar parte de nuestro escaparate. ¿Os imagináis cual ha sido el mensaje recibido?

Estas navidades si lo que buscas es superarte, crear emociones, fantasear con viajes increíbles o crear tu propia historia, seguro que en Espacio Lector Nobel de Vilanova encontrarás las herramientas necesarias para conseguirlo.

¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!

Pin It