Independence Day

Hoy, día 3 de Febrero, me han hecho entrega de llaves del que de aquí, a cinco años, será mi próximo hogar.

Tras varios meses de espera por fin ha llegado el día y, aunque el tiempo no es indefinido, estoy convencida de que lo disfrutaré al máximo.

Gracias a mi impaciencia y a no querer esperar con los brazos cruzados, toda esta demora me ha ayudado, poco a poco, a decorar, mentalmente, cada rincón de mi humilde morada.

Se podría decir que, durante este proceso, mi profesión de óptica se vio completamente desplazada por restauradora de muebles; con unos conocimientos nulos sobre el tema pero echando mano de otros que me ayudasen a salir del paso.

Mi “gran creación” fue el mueble del baño.

Tras 30 años anclado a la pared de casa de mis padres, ¿por qué no aprovecharlo cuando ellos han tomado la decisión de sustituirlo?

Se trataba de un mueble de chapa blanco, con dos puertas y dos estantes y, dentro de las puertas, tres estantes de cristal transparente; las bisagras, tiradores y esquinas estaban completamente destrozados, a simple vista se veía un mueble que necesitaba, indudablemente, una retirada.

Tras desmontarlo completamente y cubrirle los agujeros y las esquinas con pasta de madera, comenzamos su restauración.

Cuando digo “comenzamos”, me refiero a mi padre y a mi, pues él fue el encargado de utilizar la pasta de madera, comprar y colocar las bisagras y tiradores, y hacerme un marco para las puertas.

La idea la tenía clara, quería un baño con ambientación londinense.

El tema surgió a raíz de unos cuadros de Veronique Davies que me traje de Londres, donde el soporte en el que se encontraban era una baldosa de baño.

Siempre me han gustado los cuadros en el aseo, por ello tenía que hacer algo acorde con ellos, y este fue el resultado…

Mueble baño

El lijado fue el primer paso de este trabajo, aunque hace unos días me hablaron de un producto muy bueno llamado Todo Terreno que también facilita la adherencia de la pintura.

Tras buscar la inspiración por Internet, dibujé y pinté las puertas adaptándolas a mi estilo y, una vez terminadas, mi padre fue el encargado de colocar el marco previamente pintado.

Se barnizó, se le aplicó el betún de Judea mezclado con cera Alex, para que no quedase muy oscuro, y se volvió a barnizar; al tratarse de un mueble para el baño me daba miedo que el vapor de agua pudiese afectar a la pintura.

Se pusieron las bisagras, imanes y tiradores y se encargaron los estantes azules en la Cristalería Valle-Inclán, añadiendo a mayores dos en los estantes de fuera para romper un poco con el rojo y proteger un poco más la superficie.

La información de como aplicar el betún me la pasó Lucía, dueña de la floristería Ikebana y muy amiga de mi madre, acostumbrada a realizar este tipo de manualidades.

Es un método cómodo y sencillo para no pasarse con el envejecido.

Se mezcla el betún de Judea con la cera Alex, se aplica con la ayuda de un pincel y, con un trapo, se limpia hasta llegar al nivel deseado.

Desearía que, todo esto, sirviese para alargar otros 30 años, su edad de jubilación.

Un saludo.

Pin It

2 thoughts on “Independence Day

  1. Pingback: Manzanas | Creaciones Andoriña

  2. Pingback: Alfombras de trapillo | Creaciones Andoriña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*