Leyes de la Gestalt

Las leyes de la Gestalt son leyes de percepción que fueron enunciadas por los psicólogos de las gestalt: Max Wertheimer, Wolfgang Köhler y Kurt Koffka.

Es una función que hace el ojo al contemplar el mundo que nos rodea permitiendo estructurar, formar y configurar.

Es una ley objetiva, el ojo sintetiza imágenes para poder guardar la información y procesarla.

Las Leyes de la Gestalt se componen de 8 leyes distintas:

Ley de la Pregnancia: son las formas limpias, simples y claras. Cuando asociamos algo con una figura geométrica. Es fácil de comprender. Se le denominan formas buenas.

La figura más pregnante es el círculo, seguido del cuadrado y el triángulo y, entre forma y forma, sus derivados: óvalo, hexágono,..
Se utiliza mucho con modelos y bolsos; las prendas importantes van dentro de una forma geométrica.
Podemos encontrar ejemplos de ello en las tiendas de telefonía.

Ley de Cierre: cuando nuestra mente necesita cerrar una imagen a la que le faltan elementos para ser capaz de entenderla.
Esta ley se encuentra presente en la siguiente imagen:

Ley de cierre

 

Ley de Semejanza o Equivalencia: consiste en diferenciar elementos iguales entre sí, de otros que no lo son, acentuando así el producto.
Se le denomina escaparate de acentos.
Se pueden crear por color, formas, dirección de los productos, luz,..
No se le da importancia al lugar que ocupe el producto.
La siguiente ilustración nos muestra la aplicación de esta ley:

Ley de semejanza o equivalencia

 

Ley de Proximidad: tiene en cuenta la posición de los elementos, o de los objetos del escaparate, en el espacio.
Es muy importante su ubicación.
Cuando se crea un espacio entre producto y producto se llama tensión; si se separa, se hace visible, adquiere protagonismo.
Como ejemplo, tenemos el siguiente anuncio:

Ley de proximidad

 

Ley de Simetría: toda imagen tiene un eje central, pudiendo ser este vertical, diagonal u horizontal.
En algunos casos, puede apreciarse también un eje oculto, en el que ambas partes son diferentes, pero se ven como un igual en el espacio y en el tiempo; creando así la dualidad.
El vertical es el más fácil de apreciar, seguido del horizontal, diagonal y oculto.
No es aconsejable hacer un escaparate con simetría axial porque termina cansando.
Esta ley se aplica mucho en publicidades de productos unisex.
Aunque también podemos encontrarla en otro tipo de propaganda:

Ley de simetría

 

Ley de Continuidad: sirve para igualar calidades, si lo que se ve primero se ve de buena calidad, lo de atrás pensaremos que es igual.
Un ejemplo de esto se da cuando miramos el primer plano de un escaparate, lo analizamos y valoramos e, inconscientemente, continuamos el mismo patrón hacia los planos más alejados del escaparate.
Si nos llama la atención lo que más se ve, gustará lo que está más alejado; esto sucede cuando tiene perspectiva.

Ley de la Experiencia: es la única ley subjetiva. No funciona si no se sabe analizar las imágenes a la hora de ver que ley le afecta.
Depende del nivel cultural.
Pretende provocar al espectador para no ser diferente.
El mensaje tiene que tener explícito un juego de palabras, una contradicción,..
Se trabaja mucho con texto en la publicidad gráfica y con la voz en off en la publicidad televisiva.
Alude mucho a los sentidos.
Se hace un estudio de la música, del estilo,… para acceder a las diferentes épocas del espectador.
En el ejemplo expuesto a continuación, que titulé como «Conduce tu vida» se refleja la «Ley de la Experiencia»:

Ley de la experiencia

 

Ley de Fondo-Figura: es una ley muy parecida a la de la pregnancia, excepto que, cuando dan ganas de cogerlo, es fondo-figura.
Cuando es pregnancia nos cuesta un poco diferenciar la forma, hay que pensarlo.
Tiene que verse una figura claramente recortable de un fondo.
La figura sería la que más memorizamos, la que tiene más forma de algo; más claramente reconocible dentro de ser una forma irregular.

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*