«Nunca Jamás» Escaparate de primavera de Vilaóptica

«Nunca Jamás» hace referencia a esa maravillosa isla de la novela de Peter Pan escrita por el escocés J.M. Barrie. Un lugar caracterizado por la falta de reglas y responsabilidades en el que los niños no crecían.

La razón de inspirarme en esta novela es porque este mes se cumplió el primer aniversario de Vilaóptica y, aunque a diferencia de mis queridos niños perdidos, nosotros sí queremos seguir creciendo y trabajando con profesionalidad, después del añito que llevamos de pandemia, confinamiento, cierres perimetrales y un largo etcétera, no estaría nada mal el poder «congelar» el tiempo volando hasta lo más alto del cielo y girando en la segunda estrella a la derecha, a ver si, el amanecer, nos lleva de vuelta a la auténtica normalidad, dejando atrás eso que, «Nunca Jamás», nos gustaría volver a vivir.

Para ello tengo que dar las gracias a la librería Nobel de Vilanova, porque muy conocedores de mi «todo vale para reciclar», me cedieron unos expositores preciosos con las ilustraciones de Antonio Lorente correspondientes al libro ilustrado de Peter Pan de la editorial Edelvives (una auténtica obra de arte, como todos sus álbumes ilustrados).

Así que, con los expositores adaptados a nuestro escaparate, preparamos nuestra simbólica isla para la presentación del producto, donde, los niños perdidos, representan a nuestros niños, los de verdad, porque aun siendo capaces de adaptarse a la situación, sería maravilloso el poder parar el tiempo para ellos, que disfrutaran de cada una de las etapas de la infancia y que, la falta de reglas, en esta ocasión, hiciese referencia a todas las normas covid que estamos deseando poder eliminar.

Pin It

Vilaóptica: escaparate otoño

Quizás a muchos no os suene aún el nombre de esta óptica, nació en plena pandemia, en marzo, una semana antes de ser declarado el estado de alarma y viene siendo la que se conocía por el nombre de Óptica Travesía, en el C.C. Arousa.

Si dicen que los comienzos son difíciles, este año más complicado que será, tanto para los que empiezan como para los que llevan años tirando del carro. Mucho ánimo a todos.

Ante esta situación, hay que hacer un listado de prioridades, así que, en este caso, puesto que había muchas cosas que renovar: mercancía y maquinaria principalmente; para el escaparate hemos decidido tirar del reciclaje y la imaginación, a veces, dándole una vuelta a las cosas, con los mismos elementos, conseguimos resultados completamente distintos (véase «Un otoño de miedo» de Óptica Travesía)

Para ello, hemos simbolizado un árbol del que cuelgan tres columpios para la exposición del producto.

El tronco, que un año antes estaba apoyado sobre el módulo del escaparate, se ha colgado con unas tanzas a modo de rama, simbolizando, la vegetación, con plástico de burbujas, láminas plásticas y una especie de blonda de ganchillo de escaparates pasados.

El mismo trapillo que rodea la rama se prolongó para las cuerdas de los columpios y, como base, se han utilizado tres cilindros hechos con lámina metálica a los que se les han sacado las chinchetas de patillas abatibles que los sujetaban, colocando, en su lugar, una tanza que, además de mantener la apertura de columpio deseada, nos sirve de soporte para el propio producto, obteniendo, como resultado, la sensación de flotación de las monturas.

Finalmente, para dar información a los clientes sobre otros productos o promociones activas en cada momento, se ha situado el monitor en el otro escaparate, en el que las imágenes están programadas para que vayan rotando pasados unos segundos, así que, con un poco de Photoshop, unas fotos y algo de tiempo, preparamos la cartelería para cada temporada.

Pin It

Navidad en Óptica Travesía Vilagarcía. Escaparate.

El 2019 lo podría definir como un año de cambios y, para Óptica Travesía de Vilagarcía, pienso que también, pues, con la nueva remodelación del Centro Comercial Arousa, la óptica, ha cambiado su diseño y ubicación, con un estilo más moderno, luminoso y con un gran ventanal por el que entra toda esa luz natural que la hace especial.

Prácticamente todo el frente del local es abierto, dejando dos escaparates estrechos a los lados donde he aprovechado para hacer dos composiciones de regalos utilizando, las cajas de los mismos, como soporte para el producto.

  

Por tratarse de artículos de pequeño tamaño situados en un espacio amplio, para captar la atención del cliente he colocado la figura de un cascanueces de 2 metros de altura a un lado y un árbol de navidad, decorado con luces y utilizado como expositor de producto, a otro.

   

   

Finalmente, y aprovechando el gran ventanal con vistas al parque infantil, podremos ver a nuestro querido Papá Nöel, hecho con reja de gallinero, de pie, recogiendo todos los encargos de Óptica Travesía.

 

Así que si estas navidades aun no sabéis que regalar, regalad salud, no hace falta esperar a que pase la lotería para acordarnos de ella.

Además, sé de buena tinta que, por la compra de los cristales, Óptica Travesía regala la montura.

¡Felices fiestas!

Pin It