Carnavales: “Circo de pulgas”

circo das pulgas romaní

Disfraz presentado al concurso de disfraces del sábado de piñata de temática circense, obteniendo el premio en la categoría de grupos.

La idea consistía en hacer un circo un poco distinto a lo habitual, así que me acordé del tan característico circo de pulgas, en el que el presentador realizaba sus funciones acompañadas de una lupa y un maletín en el que transportaba las instalaciones y  a las integrantes del mismo.

REPARTO DE PERSONAJES

PRESENTADOR (Iria Quintáns): aprovechando una casaca roja de un disfraz de pirata cosido hace algunos años por mi madre, le saqué las puntillas de los puños y, con una camisa blanca y una chistera, caracterizaba a la perfección la figura del presentador, buscando la masculinidad con la peluca y el bigote.

presentador circo das pulgas

Para el diseño del circo eché mano de mis juguetes de la infancia. Después de conseguir un maletín que se ajustaba a la perfección en tamaño y forma, instalé dentro mi precioso circo de Playmobil, guardado en el trastero desde hacía más de 20 años.

maletin circo das pulgas

PULGA FORZUDA (Nuria Quintáns): para este disfraz, y para el de las restantes pulgas, compramos unos gorros pirata con los que, con unos ojitos pegados y unos limpiapipas, hicimos las cabezas de las pulgas, descosiendo la tela negra que traía y aprovechándola para fijar el gorro a la cabeza.

El encargo de diseñar ocho pares de patas, uno por cada pulga, se lo hicimos a mi madre, con tela negra y miraguano las cosíamos a la altura de la cintura, siendo los brazos y las piernas las restantes patas del insecto.

Los músculos los sacamos de un disfraz de superhéroe, al que le pusimos por encima un mono de atletismo con una estrella en el pecho y un cinturón para recrear mejor la figura del forzudo.

pulga forzuda

Para las pesas utilizamos un churro de piscina junto con dos pelotas pintadas en los laterales. Sujetando éstas con alambre y tapando la unión con fieltro, lazos y cadenas decorativas.

pesas pulga forzuda

PULGA ACOMODADOR (Cristina Barreiro): vestida de negro, con guantes blancos, una linterna y un disfraz de Benny Hill diseñado hace algunos años para un Sábado Inglés, guiaba a todos los espectadores a su asiento correspondiente.

pulga acomodador

PULGA BALA (Cecilia Cores): la más valiente de todas las pulgas. Aprovechando un casco vikingo pintado y sin cuernos, unas gafas de bucear, una capa y un calzoncillo, ¡estaba lista para salir disparada!

pulga bala

Para el cañón utilizamos la misma técnica que la usada en el escaparate de la donación de órganos.

Con reja de gallinero y montado sobre las ruedas de un carro de compra hicimos el cuerpo y, con bolsas de basura derretidas con la pistola de calor, lo cubrimos.

Una vez listo, lo decoramos con cinta aislante, lazos y cadenas para que la decoración fuese acorde con las pesas de la pulga forzuda.

Con los restos del casco vikingo, un limpiapipas y miraguano le diseñamos la mecha y, con planchas de poliestireno y cinta aislante, las ruedas, sujetándolas con una barra de ducha que atravesaba el cañón de lado a lado.

Por último metimos a su compañera dentro, a la que también le diseñamos un casco de rejilla para que no pesase.

diseño del cañon

PULGAS PAYASOS (Miriam Rodríguez y Daniel Prieto): manteniendo la vestimenta negra, las patas a la altura de la cintura y el gorro pirata modificado, le cosimos la peluca de rizos tan típica de este personaje y aprovechamos los disfraces y complementos de payaso que ya tenían. ¡Para el resto de la actuación bastó con su salero!

pulgas payasos

PULGA MAGA (Belén Martínez): para este disfraz aprovechamos la capa de un disfraz de vampiresa. Con su varita mágica consiguió que todas las pulgas espectadoras de nuestro circo saliesen de su bonita chistera.

pulga mago

PULGAS ACRÓBATAS (Adrián Piñeiro y Adrián García): ¡estos sí que eran auténticos acróbatas! Para la pulga femenina aprovechamos un vestido de hada que me hizo mi madre hace más de 15 años y, para el chico, compramos unas mallas a juego en azul turquesa, decorando ambas cabezas con las lentejuelas utilizadas en el vestido de la acróbata femenina.

pulgas acrobatas

Con este post pretendo que veáis que con un poco de creatividad, con un presupuesto que no llegó a los veinte euros por cabeza y buscando un poco en el baúl de los recuerdos se pueden sacar disfraces magníficos a bajo coste. Por lo que animo a todo el mundo a presentarse pues, lo peor que puede pasar, es que paséis una divertida noche con los colegas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 90 % de estos disfraces han sido confeccionados a manos. El de presentador, acróbata femenina y mago por mi madre, Marina Tourís; el de acomodador por mí, Iria Quintáns y el de payaso femenino y pulga bala por Cecilia Cores. Disfraces que en su día llevaron su tiempo y elaboración.

De aquí podemos sacar que cualquier cosa del pasado puede ser válida para el futuro, y esto es perfectamente aplicable a cualquier aspecto de la vida.

Pin It