Vilaóptica: escaparate otoño

Quizás a muchos no os suene aún el nombre de esta óptica, nació en plena pandemia, en marzo, una semana antes de ser declarado el estado de alarma y viene siendo la que se conocía por el nombre de Óptica Travesía, en el C.C. Arousa.

Si dicen que los comienzos son difíciles, este año más complicado que será, tanto para los que empiezan como para los que llevan años tirando del carro. Mucho ánimo a todos.

Ante esta situación, hay que hacer un listado de prioridades, así que, en este caso, puesto que había muchas cosas que renovar: mercancía y maquinaria principalmente; para el escaparate hemos decidido tirar del reciclaje y la imaginación, a veces, dándole una vuelta a las cosas, con los mismos elementos, conseguimos resultados completamente distintos (véase «Un otoño de miedo» de Óptica Travesía)

Para ello, hemos simbolizado un árbol del que cuelgan tres columpios para la exposición del producto.

El tronco, que un año antes estaba apoyado sobre el módulo del escaparate, se ha colgado con unas tanzas a modo de rama, simbolizando, la vegetación, con plástico de burbujas, láminas plásticas y una especie de blonda de ganchillo de escaparates pasados.

El mismo trapillo que rodea la rama se prolongó para las cuerdas de los columpios y, como base, se han utilizado tres cilindros hechos con lámina metálica a los que se les han sacado las chinchetas de patillas abatibles que los sujetaban, colocando, en su lugar, una tanza que, además de mantener la apertura de columpio deseada, nos sirve de soporte para el propio producto, obteniendo, como resultado, la sensación de flotación de las monturas.

Finalmente, para dar información a los clientes sobre otros productos o promociones activas en cada momento, se ha situado el monitor en el otro escaparate, en el que las imágenes están programadas para que vayan rotando pasados unos segundos, así que, con un poco de Photoshop, unas fotos y algo de tiempo, preparamos la cartelería para cada temporada.

Pin It